EMPACADORA

Desde sus inicios en los ochenta, NIRSA se ha preocupado de que la producción en su empacadora sea amable con el medio ambiente siendo pionera en el desarrollo de tecnologías que han permitido un proceso más sano y sustentable tal como la filtración biológica natural del agua para las piscinas, formando un hábitat inmejorable para la cría de un camarón ecológico, sano, y de excelente calidad sin necesidad de emplear antibióticos ni otros productos nocivos.

La actividad de la empacadora comienza con la recepción de muestras de camarón de las piscinas que prevee cosechar para asegurar la calidad requerida por autoridades sanitarias de EEUU y la Unión Europea. Una vez obtenidos estos resultados se coordina la cosecha en la granja camaronera, la cual se realiza con gran cuidado para que no se afecte la calidad del producto. Cuando llega a la planta después de nuevos análisis y controles de calidad y si este está apto para ser empacado entero o con cabeza, el camarón pasa directamente a las máquinas clasificadoras en las que se lo clasifica por tamaño.

El camarón destinado a ser empacado sin cabeza pasa a ser descabezado donde diestras operarias realizan este proceso para pasar finalmente a otras máquinas clasificadoras. Una vez clasificado y empacado, las cajas de camarón van a los túneles de congelación que se encuentran a -40° C donde se somete a una congelación rápida para luego almacenarlo en cámaras frigoríficas a -20°C hasta el momento de su despacho.

NIRSA se preocupa siempre por entregar un producto de excelente calidad y los más grandes valores agregados. Un porcentaje del camarón procesado llega a las cadenas de seafood, restaurantes, y consumidor final. Estos son: camarones apanados, camarones apanados con coco, camarones apanados y prefritos, brochetas de camarón en diversos tamaños y sabores, camarones rellenos, camarones en pouch, con salsas y vegetales. El 10% restante se exporta con o sin cabeza, pelado o con cáscara.

Recientemente se han incorporado otros productos del mar congelados como corvina, tilapia, dorado y atún, y otros con valor agregado como Mahi Mahi y salmón apanado y prefrito.